Jesús de Nazaret

El personaje histórico de Jesús de Nazaret hizo irrupción a comienzos del siglo I de nuestra era. El Imperio Romano había conquistado la nación de Judea convirtiéndola en una más de las provincias romanas. Por ello, el sometido pueblo judío anhelaba el cumplimiento de las profecías que vaticinaban el advenimiento del mesías, un salvador, el prometido libertador que uniese a las doce tribus hebreas para convertirse en el rey, no solo de Judea, sino de toda la humanidad, que les restaurase su antigua dignidad.

La vida pública de Jesús de Nazaret

     En aquella época tan convulsa apareció un misterioso carpintero judío de unos 35 años llamado en arameo Yeshúa, (traducido como Jesús al castellano) que precisamente significa «salvador» o «libertador». Comenzó a ser llamado «Jesús de Nazaret» al darse a conocer públicamente. Asumió su papel como libertador del pueblo judío y, al mismo tiempo, predicó mensajes fundamentales de paz y fraternidad entre los seres humanos.

    Por este motivo, comenzó a atraer a una multitud de seguidores, tanto de Judea (1) como de Galilea (al norte) quienes le alababan como su mesías y su rey. Se rodeó de un grupo central de doce discípulos, también opositores a la ocupación romana. Incluso uno de ellos era conocido como Simón «el zelote» (2).

    En Zacarías 9, 9-10 (escrito en el año 520 a. C.) se especificaba que «el rey llegará a Jerusalén montado en un asno«. Conocedor de aquella profecía, Jesús de Nazaret forzó su cumplimiento subiendo a lomos de un asno para presentarse en Jerusalén como el mesías. Incluso en Mateo 21, 4 se reconoce que «esto sucedió para que se cumpliera el oráculo del profeta«.

Jesús de Nazaret a lomos de un asno | Foto del paso de misterio de la Entrada en Jerusalén saliendo a la calle rodeada de público.

Jesús de Nazaret subió a lomos de un asno para presentarse en Jerusalén como el mesías.

Acusado de hereje y traidor.

    La multitud le aclamó al grito de ¡Hosanna! (Sálvanos). Aquella insólita irrupción provocó el estallido de numerosos enemigos. El más grande fue el Sanedrín. Un consejo de gobierno compuesto por los sacerdotes judíos y los fariseos mas influyentes, colaboracionistas con Roma a cambio de privilegios.

    Conspiraron contra Jesús temiendo que este les arrebatase poder y popularidad.  Le acusaron de hereje ante los judíos, y de traidor ante los romanos. Pretendían conseguir que estos últimos le condenasen a muerte.

    Con la ayuda de Judas Iscariote, uno de los doce discípulos, el Sanedrín logró que las autoridades seculares romanas arrestaran a Jesús bajo la acusación de traición contra Roma. Aunque este trató de convencerle de que su reino era puramente espiritual, el procurador romano Poncio Pilato, enfrentado con la posibilidad de un motín (y las consecuencias ante sus superiores) ordenó que le crucificasen por sedicioso, bajo la etiqueta de «Jesús Nazareno Rey de los judíos».

    Aún después de morir cruelmente en aquella cruz, y de ser enterrado, sus seguidores aseguraban que Jesús había abandonado este mundo cumpliendo fielmente la promesa que realizó a quienes creyeron en Él. Esto los llevó a escribir la historia de su vida y a predicarla a los cuatro puntos cardinales.

Consecuencias históricas

    Aquellos épicos sucesos lo convirtieron indiscutiblemente en el personaje con más fuerza iconográfica de nuestra historia. En el personaje más influyente en la historia de occidente y por lo tanto del devenir del mundo actual. Es el rostro más reconocido del planeta. No hay más que comprobar que cualquier novela o libro publicado acerca de Jesús se convierte en superventas.

    No existía la fotografía y ninguno de sus contemporáneos lo retrató. En esas circunstancias, es revelador que, sin que nunca lo hayamos visto, su imagen sea la más conocida y reconocida del mundo. Y que haya influido de tal manera sobre los seres humanos que está muy por encima de cualquier otro personaje histórico, de cualquier religión y de cualquier civilización que haya habido en el planeta. Está claro que la creencia en su concepción, milagros y resurrección entra dentro del terreno de la fe cristiana. Pero la existencia de Jesús como personaje histórico fascinante es algo que no se atreve a discutir ningún historiador serio.

    Como personaje histórico, dejó su huella, no sólo en los evangelios, sino en muchísimos otros coetáneos que de una forma directa o indirecta fueron plasmando ese devenir de quien a la larga dio lugar al cristianismo. Emblemático y carismático. Hay que tener siempre en cuenta su mensaje se interprete como se interprete.

1 Un siglo después Judea fue renombrada por los romanos como Palestina. De aquella forma intentaron borrar toda memoria judía de la zona.

2 Los zelotes que no reconocían otra patria que la de Judea siendo. Por tanto, su único objetivo una Judea independiente del Imperio Romano.

 

Fecha de nacimiento de Jesús de Nazaret

La fecha del nacimiento de Jesús de Nazaret ha creado muchísima controversia. Se estableció para hacerla coincidir con el culto durante el solsticio de invierno a viejos dioses solares romanos.

Navidad proviene del término en latín nativitas (natividad) que significa nacimiento. El término se refiere particularmente al nacimiento de Cristo que es celebrado cada 25 de diciembre. Sin embargo, en ningún documento que haya llegado hasta nuestros días se menciona la fecha exacta del nacimiento de Jesús.

El 25 de diciembre como fiesta de Navidad fue instaurado 300 años después de su muerte, cuando el emperador Constantino permitió el cristianismo en el Imperio Romano, después de haber sido perseguido por el Imperio desde tiempos de Nerón, porque la fecha había encontrado popularidad entre los romanos cristianos al tratarse de la fecha del «renacimiento» del Dios Sol, desde esa época las celebraciones del imperio se empezaron a reemplazar por las celebraciones cristianas.

Identifícate con Wordpress, Twitter, Facebook o G+ para comentar:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.